Archivos de Bolívar saltan al ciberespacio

18 mayo, 2011
Manuel Sardá: Ezio Serrano, de la USB, y los miembros de la academia Inés Quintero, Elías Pino Iturrieta y Simón Alberto Consalvi

Ángel Ricardo Gómez/El Universal

En junio del año pasado el Estado trasladó los Archivos originales del Libertador de la Academia al Archivo General de la Nación. Ahora, a través de la web, se podrá acceder a 99.500 imágenes, que son las copias digitalizadas de los originales del archivo de Simón Bolívar. El archivo de Francisco de Miranda también se está digitalizando en su totalidad, para ponerlo al alcance de los internautas.

El trabajo fue realizado conjuntamente entre la Academia Nacional de la Historia y el Instituto de Investigaciones Históricas Bolivarium, de la Universidad Simón Bolívar, desde cuyas páginas se puede entrar a los archivos originales del Padre de la Patria.

Lea también en El Nacional

Simón Bolívar se bajó del pedestal de héroe para subir a Internet

Archivos de Bolívar saltan al ciberespacio

“El archivo debió incinerarse, de acuerdo con lo ordenado por su propietario, Simón Bolívar, en disposición testamentaria de 1830, que fue desobedecida por sus albaceas”. Así lo recordó Elías Pino Iturrieta, presidente de la Academia Nacional de la Historia. Desde el 20 de junio estará, por el contrario, a disposición de todos aquellos que tengan acceso a Internet, a través de un portal contentivo de todos los documentos del Archivo del Libertador. “La afortunada desobediencia permitió la conservación de un acopio de materiales esencial para el entendimiento de la Independencia de Venezuela e Hispanoamérica toda”, agregó Pino.

Al acceder a las páginas de la Academia (www.anhvenezuela.org) o del Instituto de Investigaciones Históricas Bolivarium, de la Universidad Simón Bolívar (www.bolivarium.usb.ve), el internauta se topará con 99.500 imágenes que constituyen las copias digitalizadas de los originales del archivo de Bolívar. Un motor de búsqueda permitirá tener acceso a los valiosos documentos por varios criterios de búsqueda como fecha, remitente, destinatario y lugar.

La puesta en marcha del portal electrónico contó con el apoyo de algunas empresas del sector privado que aportaron los 250 mil bolívares que costó.

La Academia custodió el Archivo hasta su traslado al Archivo General de la Nación por disposición del Presidente de la República, Hugo Chávez, en abril de 2010. El rector de la USB, Enrique Planchart, comentó: “La Universidad jugó un papel importante después de este episodio insólito, porque el Archivo fue secuestrado y escondido, no sabemos dónde está”. El profesor agregó que ahora los documentos están verdaderamente a disposición de Venezuela y el mundo, “y no para uso personal de un Mesías”.

A casi un año del traslado de los originales al Archivo General de la Nación -en cestas de plástico- Pino Iturrieta ratificó: “No tenemos ninguna información sobre cómo se encuentra el Archivo del Libertador. Fue trasladado y nuestra responsabilidad desapareció. Nuestra potestad llega hasta la edición del tomo 36, que ya va a salir, lo demás será asunto del AGN, así como la conservación y divulgación de ese material”.

El pasado 11 de abril, el presidente del AGN, Luis Pellicer, informó que a partir de julio, los documentos del prócer de la Independencia podrán ser vistos y consultados a través de Internet. No obstante, se desconoce dónde y en que condiciones están los originales y sobre todo, si pueden ser consultados por el público.

El presidente de la Academia Nacional de la Historia informó que el Archivo de Francisco de Miranda también está digitalizado en su totalidad, gracias a un convenio suscrito con la Biblioteca Nacional. “No lo hemos podido poner en la web por dificultades especiales: parece que pesa mucho, es muy voluminoso, más que el de Bolívar”.

Pino descartó que la puesta en línea del portal de los Archivos del Libertador sea una reacción por el arrebato de los originales. “Este es un proyecto que se venía trabajando, incluso el Bolivarium tenía tiempo digitalizando material”. Inés Quintero, quien también forma parte de la Academia, agregó que dada la fragilidad de los soportes nunca está de más tener otro respaldo.

Quintero añadió: “Por primera vez los originales van a estar en el ciberespacio después de un proceso de digitalización de 58 rollos de microfilms que había conservado la Academia. A eso se le anexó unos archivos que tenía el Bolivarium”.

Ezio Serrano, uno de los responsables del proyecto por el Bolivarium, expresó: “Si se tratara de hacer una arenga uno podría decir: ‘Ahora Bolívar es de todos’, pero como no es una arenga, veremos las posibilidades reales del portal”, y pasó a explicar los alcances de la página y su motor de búsqueda.

La declaración de Elías Pino Iturrieta, quien confesó estar de fiesta, cierra con la frase: “Bolívar para todos, en suma y de veras, ahora sí, por si fuera poco, con la compañía de elementos técnicos que hacen del inédito encuentro un diálogo abierto e infinito”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorias : Ciencias Sociales,En la prensa,Noticia,Universidades Etiquetas : ,

Escriba su comentario

(requerido)

(requerido, no será publicado)