Midiendo la democracia mundial

25 mayo, 2011

por Carlos Goedder

En América Latina sólo dos naciones están peor que Venezuela: Haití, como híbrida, en la posición 111, y Cuba, como autoritaria, en el puesto 121.

El Economist Intelligence Unit (EIU) publica un informe bienal sobre el estado de la democracia en el mundo. En su entrega de 2010 incorpora un diagnóstico de cómo están 165 países en su fortaleza democrática. El reporte se titula Índice Democrático 2010. La Democracia en Retroceso. En efecto, una observación central del documento es una pérdida de apoyo a la democracia tanto en economías avanzadas como en desarrollo.

La nota completa en El Diario exterior.com

Una importante advertencia del documento es que la democracia tiene matices. No es un tema de si hay o no democracia en un lugar, sino en qué grado se cumplen una serie de condiciones propias del sistema democrático.

Hay varias definiciones de democracia, mas la descripción del mínimo a cumplir por un sistema para ser democrático -en palabras de The Freedom House sería una “Democracia Electoral”- es la que ofrece Robert A. Dahl (n. 1915) quien habla de “poliarquía” para referirse a ocho criterios mínimos democráticos: casi todos los ciudadanos adultos tienen derecho a votar; casi todos ellos también son elegibles para cargos públicos; los líderes políticos tienen el derecho a competir por votos; las elecciones son justas y libres; todos los ciudadanos son libres de formar y unirse a partidos políticos y otras organizaciones; todos los ciudadanos son libres para expresarse sobre asuntos políticos; diversas fuentes de información sobre la política existen y son protegidas por la ley; y las políticas del gobierno dependen de los votos y otras expresiones de preferencias.

El EIU mide cinco áreas: pluralismo y proceso electoral; libertades civiles; funcionamiento del gobierno; participación política y cultura política. La puntuación obtenida al considerar estas variables da un resultado según el cual se estructuran cuatro categorías de regímenes, yendo del más al menos democrático: democracias plenas; democracias débiles (flaw); regímenes híbridos -entre la democracia y el autoritarismo- y regímenes autoritarios.

Venezuela se ubica en la posición de régimen híbrido, ocupando la casilla 96 con una puntuación de 5,18 sobre el máximo posible de 10. Un régimen híbrido es definido por el EIU así: “las elecciones tienen irregularidades sustanciales que usualmente las alejan de ser libres y justas. La presión del Gobierno sobre los partidos de oposición y los candidatos puede ser común. Fragilidades severas son más prevalecientes que en democracias débiles- en cuanto a cultura política, funcionamiento del gobierno y participación política. La corrupción tiende a estar generalizada y el imperio de la ley es débil. La sociedad civil es frágil. Típicamente hay asedio y presión sobre los periodistas y el poder judicial no es independiente”. De hecho, Venezuela es considerada como la mayor ofensora respecto a los derechos del periodismo en América Latina, sólo superada por Cuba.

Entre los elementos estadísticos destacables del documento para el caso venezolano es el efecto negativo que tiene la condición de exportador petrolero para el desempeño democrático, con un poder explicativo del 60%.

En América Latina sólo dos naciones están peor que Venezuela: Haití, como híbrida, en la posición 111, y Cuba, como autoritaria, en el puesto 121. Las dos democracias plenas en la región son Uruguay, en la posición 21 con 8,10 puntos y Costa Rica, en la posición 24 con 8,04. La nación usualmente considerada más desarrollada en Sudamérica, Chile, califica como democracia débil en la posición 34, con 7,67 puntos.

De las naciones emergentes llamadas BRIC, entre las cuales se espera surjan las futuras potencias económicas, Brasil califica como híbrida en la posición 47, Rusia como híbrida en la ubicación 107, India como débil en el puesto 40 y China como autoritaria en la casilla 136.

Entre las naciones desarrolladas sorprende el retroceso en Francia e Italia, las cuales han pasado de ser democracias fuertes a débiles. Italia está en el puesto 29 y Francia en la posición 31. En ambas naciones ha afectado negativamente la presión sobre los medios de comunicación y la decepción del electorado.

Noruega es el país más democrático del mundo, seguida de Islandia, Dinamarca, Suecia y Nueva Zelanda. EEUU está en el puesto 17, España en el 18 y Reino Unido en el 19. Todas son democracias plenas. El lugar más autoritario del mundo es Corea del Norte.

Una advertencia importante del documento es que la apatía y la abstención son enemigos de la democracia.

 

 

 

 

 

 

Categorias : Sin categoría Etiquetas :

Escriba su comentario

(requerido)

(requerido, no será publicado)